Muebles Duomo
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No hay valoraciones)
Cargando…

CONSEJO DE TAPICERÍA

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud es la condición de todo ser vivo que goza de un absoluto bienestar tanto a nivel físico como a nivel mental y social. Es decir, el concepto de salud no sólo da cuenta de la no aparición de enfermedades o afecciones sino que va más allá de eso.
La salud va ligada a buenos hábitos, buena alimentación, buenas posturas a la hora de dormir de sentarnos…. Un mal descanso en las horas de sueño puede provocar un mal rendimiento profesional, académico o deportivo; al igual que una mala postura al sentarnos puede provocar lesiones que interfieren en el día a día de las personas.
Refiriéndonos a tapicería tenemos que tener en cuenta una serie de pautas para poder encontrar un sofá que se ajusten a nuestras necesidades fisiológicas. Tan importante, o aun si cabe más, que la estética del sofá está su comodidad.
¿Cómo sabemos si el sofá nos viene bien?
Tenemos que tener en cuenta que los pies siempre tienen que estar apoyados en el suelo. Siempre y cuando el usuario esté habitualmente sentado en el sofá. Si el usuario del sofá permanece más tiempo tumbado tendría que observar otras características distintas.
Un sofá con el respaldo recto y con una riñonera bien rellena, con un tramo corto de asiento es el sofá ideal para los que prefieran estar “sentados”.

Para los que prefieren tumbarse en el sofá otra característica importante para fijarse es que el fondo del sofá sea amplio para poder tener un tramo mayos de asiento y así tener el espacio suficiente para estar cómodamente tumbados.

Lo más importante del sofá está por dentro. Las estructuras son determinantes en la durabilidad y en la calidad de la sentada. Una estructura completa de madera le da al sofá una robustez mucho mayor que por ejemplo con aglomerado o con PVC. El soporte del asiento, ya sea cincha o muelle zig-zag o ambas combinadas es un elemento esencial para que el asiento pueda soportar el peso diariamente del usuario a lo largo del tiempo.
Las densidades interiores de HR de cada asiento también es un elemento muy importante y muy personal. Dependiendo del peso del usuario las densidades de estas espumaciones puede variar. Desde Hr densidad 20 kg; hasta Hr densidad 45 kg suelen ser las densidades que encontrarnos en el mercado. Siendo el de 20 kg la densidad menos firme y 45 kg más firme.
Para encontrar una comodidad total a la hora de sentarnos es muy importante que el sofá nos recoja correctamente las cervicales y nos arrope los riñones. Para no sobrecargar estas zonas tan importantes de nuestro cuerpo.